Puertas lacadas en blanco ó blanco roto ó RAL

21, marzo | Sin comentarios
Puertas lacadas en blanco ó blanco roto ó RAL

Puertas lacadas en blanco.

Uno de los elementos que más pueden definir el estilo de una casa son sus puertas.

La tendencia actual es que las puertas pasen desapercibidas y, por ello vivimos el auge de las puertas lacadas en blanco.

Las puertas blancas se adaptan bien tanto a viviendas nuevas como antiguas.

Con ellas se consigue una mayor luminosidad, sensación de amplitud y de fluidez entre los espacios.

Algunas dudas que surgen al plantearse la posibilidad de poner puertas lacadas en blanco son su durabilidad, su mantenimiento, la incidencia que pueden tener en ellas los golpes o si la laca va a amarillear. El mantenimiento y la vida útil  de estas puertas es el mismo que el de las puertas de madera. Bien es cierto que un golpe fuerte puede afectar a la laca, pero no mucho más que cualquier otro mueble de la vivienda.

La calidad de una puerta lacada la va a dar:
-  El material de base, siendo el DM el más recomendable.
-  La calidad de los herrajes utilizados.
-  La calidad de la laca; de esto depende que se mantengan blancas en el tiempo.
-  El montaje en obra.

Una buena instalación es básica a la hora de asegurar el buen funcionamiento de la puerta y, con ello, su durabilidad.

Las puertas blancas aportan una cierta serenidad a los ambientes formando parte de lo que sería la base de la vivienda; y una base clara y neutra nos permite multitud de opciones a la hora de decorarla. Sin tener los condicionantes de los diferentes tipos de madera, resulta más fácil combinar los muebles modernos y antiguos, jugar con los colores de tapizados y cojines, acomodar nuestros libros y cuadros… todo aquello que forma parte de nuestra vida y hace que una estancia se convierta en un hogar.

 

Listado de posts

Escribir comentario

Captcha